Saltar al contenido
Extincion

Oso pardo, la majestuosidad de un mamífero en peligro de extinción

header-oso-pardo

Hay pocos mamíferos tan majestuosos y asombrosos como el oso pardo, el cual la sociedad mira desde la lejanía con respeto, sabiendo de su ferocidad y retratándole de manera divertida en cuentos y obras infantiles para reducir la fuerza con la que impone autoridad. Aún así, aún tratándose de un animal familiar que habita los bosques desde el inicio de los tiempos, el oso pardo es uno de los mamíferos que están en peligro de extinción. También pudes conocer qué otros mamíferos están en esta situación. Algunos de ellos son el lobo ibérico, del que puedes leer más, el armadillo del que puedes leer este artículo, el lince ibérico, del que puedes visitar esta página, o el leopardo de las nieves, del que puedes conocer todo en este link.

¿Cómo es el oso pardo?

A veces se olvida que el oso pardo, dentro de lo cotidiano que resulta su presencia en bosques de Norte América o toda la zona de Eurasia, es la criatura terrestre más grande del planeta (con permiso del oso polar, que al fin y al cabo forma parte de la misma familia). El mundo está habituado a representarlo de forma divertida, pero se trata de un animal feroz que puede acabar con la vida de los humanos debido a distintos efectos que se produzcan en su entorno (desde el hambre hasta el miedo o la curiosidad).

Su físico es incomparable, contando con un color marrón muy característico que tiene alteraciones dependiendo de la zona del mundo de la que se trate, tanto en colores como en la tonalidad de su pelo. Pueden vivir una media que va de los 20 a los 30 años, si bien hay excepciones dependiendo del lugar y las condiciones en las que resida el animal. En el caso de los osos pardos en cautividad han llegado a vivir un récord de 47 años, mientras que en territorio salvaje el máximo conocido es de 34 años. Su tamaño y sus rasgos físicos les ayudan a sobrevivir a cualquier tipo de peligro, contando con unas feroces garras y capacidad para levantarse apoyando su peso en las patas de atrás, algo que suelen hacer para llegar a ver más lejos,dado que su capacidad visual no es especialmente alta. Otros de sus rasgos incluyen una altura máxima de 1,3 metros y un peso que puede llegar casi a los 700 kgs. Utilizan las mandíbulas como forma principal de ataque y se apoyan en un olfato que está por encima del de otros muchos animales.

oso-pardo-1

¿Qué subespecies del oso pardo se han extinguido?

Lamentablemente, el oso pardo no ha evitado la extinción. Existen distintas subespecies y hay una gran contraposición entre la supervivencia de las mismas. Si bien algunas de sus subespecies se listan como las menos en riesgo del mundo animal, otras ya han llegado a extinguirse. En este último grupo se encuentran las subespecies correspondientes a las zonas de México, California y el Norte de África, donde los osos pardos ya no existen tal y como lo hicieron en el pasado:

  • Ursus arctos californicus: se trataba de la mascota de California e incluso aparece en su bandera. Desgraciadamente, esto no impidió que los ciudadanos de la región dieran caza a este oso grizzly de una manera constante. En el año 1922 dispararon y mataron al último.
  • Ursus arctos crowtheri: de menor tamaño a los osos normales y de un pelo de color más oscuro. Se extinguió en el año 1870 debido a la destrucción de su hábitat. En 1830 se intentó estudiar y ayudar a la supervivencia de la especie, pero los escasos medios de la época no fueron suficiente.
  • Ursus arctos dalli: su población residía en Alaska, pero no sobrevivió a la extinción y desapareció en 1896.
  • Ursus arctos gyas: como los anteriores, también vivían en Alaska, y aunque sobrevivieron más, desaparecieron años después, en 1902.
  • Ursus arctos nelsoni: conocido como “oso plateado” en la época y considerado uno de los mamíferos más grandes de México, aunque no del mundo. El supuesto último ejemplar fue asesinado en 1914, pero hay rumores sobre avistamientos recientes no confirmados.

¿Cuál es el nivel de peligro de extinción del oso pardo?

Las extinciones previas del oso pardo se complementan con algunas subespecies que actualmente están en gran riesgo y otras que sobreviven en grandes comunidades sin tener problemas. Algunas de las subespecies que se encuentran en peligro son las siguientes:

  • Ursus arctos marsicanus: esta especie típica de la zona de Europa está en declive y se teme por su supervivencia, dado que en algunas zonas del mundo solo quedan unos puñados de ejemplares. En Italia se estima que hay, como mucho, 40 de estos osos.
  • Ursus arctos isabellinus: la especie propia del Himalaya está desapareciendo a pasos de gigante debido a que los cazadores furtivos comercian con sus distintas partes. Se cree que los ejemplares restantes de la especie son de solo el 2%, por lo que su desaparición podría ser cuestión de tiempo.
  • Ursus arctos syriacus: este pequeño oso vive amenazado de forma constante por la desaparición de su hábitat, la caza que le dan los cazadores y los enfrentamientos contra los humanos. Los furtivos comercializan con su grasa, que se cree que tiene propiedades medicinales y también los matan por error con trampas destinadas a otros animale.

oso-pardo-2

¿Cuáles son las amenazas del oso pardo?

Poco a poco los osos pardos se encuentran en una situación más tensa y más cerca de la extinción. En países como España o Francia se han dejado de ver y ya son territorios en los que los encuentros con los osos son más bien complicados. Los motivos de su desaparición son amenazas como la caza furtiva, la desaparición de su hábitat o los encuentros indeseados con los humanos.

Caza furtiva

Desde tiempos lejanos la caza furtiva ha sido el principal obstáculo para la supervivencia de los osos pardos. Desde que los españoles llegaron al Nuevo Continente sintieron fascinación por este gran animal y le dieron caza en sus distintas subespecies, tanto como forma de protegerse ante posibles encuentros como con motivos económicos debido a lo que se podía obtener de su cuerpo. Esto llevó a que se cazaran de forma incansable y que en lugares como México llegaran a desaparecer. La caza furtiva sigue descontrolada y llevando a que los osos desaparezcan en multitud de lugares del mundo, siendo los principales motivos de ello la utilización de su grasa y su pelo, que pueden tener distintas aplicaciones en el mercado.

En ocasiones los osos pardos son víctimas indirectas de la cada de otras especies, dado que los cazadores colocan trampas en los bosques dirigidas a jabalís y en las que los osos terminan cayendo. Este tipo de muertes están aún menos controladas y pierden cualquier tipo de sentido.

Desaparición de su hábitat

Los osos pardos normalmente tienen unos hábitats muy establecidos y no son dados al cambio de entorno, aunque en algunas de las subespecies ahora desaparecidas se han registrado cambios de residencia a fin de garantizar su supervivencia durante algún tiempo más. A medida que el hombre ocupa más terreno en el mundo y conquista el hábitat natural de los osos, estos animales se encuentran desprotegidos y sin lo necesario para sobrevivir. La deforestación y los cambios del clima tampoco ayudan a que estos grandes mamíferos mantengan su lugar en el mundo.

Encuentros con los humanos

De manera indirecta hay situaciones en las que los humanos no pueden evitar el enfrentamiento contra osos pardos, en parte quizá debido a la manera en la cual la sociedad se ha instalado en sus hábitats. Los osos pardos son conocidos por introducirse en los cultivos de los humanos y por causar daños en las propiedades, algo a lo que los humanos han respondido con violencia. Estos enfrentamientos, aunque los osos son animales muy salvajes y feroces, suelen terminar con el fallecimiento del animal debido al uso de armas de fuego.

Continúa descubriendo otros artículos: 

Vídeo sobre el oso pardo en extinción:

Fuentes y referencias:

DMCA.com Protection Status

Oso pardo, la majestuosidad de un mamífero en peligro de extinción
4.4 (88%) 5 votes