Saltar al contenido
Extincion

Culebra ciega, el reptil que se confunde con una lombriz

header-culebra-ciega

Blanus cinereus es el nombre científico de lo que se conoce popularmente como culebrilla o culebra ciega, una especie de reptil con escamas que se cataloga dentro de la familia Amphisbaenidae. Se encuentra principalmente en Europa, aunque también hay algunas pequeñas poblaciones en Cuba y África. En la Península Ibérica es muy común, aunque esto no impide que se haya incluido dentro de las especies en peligro de extinción. Lo hace dentro de la categoría de menor riesgo debido a las amenazas a las que cada vez se está enfrentando con más frecuencia, como es el caso de la pérdida de su hábitat o la contaminación del suelo.

¿Cómo es la culebra ciega?

A menudo la culebra ciega se suele confundir con el gusano común o la lombriz, puesto que presenta características morfológicas similares. Esta culebrilla cuenta con un cuerpo en forma de anillas y tiene ojos muy pequeños que apenas están desarrollados. Sus escamas lisas son muy significativas, contando con características propias de los vertebrados, como la disposición de pulmones o columna vertebral, entre otras cosas.

Su cabeza es pequeña y la cola bastante corta. La lengua es bífida y tiene varios dientes de menor tamaño, aunque muy afilados: 4-4 maxilares y 7-7 mandibulares. El color de la culebra ciega tiende a ser rosado oscuro o rojizo, viéndose cómo algunos ejemplares pueden presentar tonalidades violetas o marrones según la zona en la que habiten. El vientre es algo más claro en todos los ejemplares.

Las medidas de una culebra ciega adulta no superan los 150 milímetros habitualmente, pero hay especies que llegan a los 300. Esta especie es capaz de regular su temperatura porque absorbe el calor al estar directamente en contacto con el suelo, además de situarse en zonas que se calientan por el sol, como las grandes piedras. Mudan la piel una vez al igual que otros ofidios.

culebra-ciega-1

¿Cómo vive la culebra ciega?

La culebra ciega se considera endémica de la Península Ibérica, siendo lo habitual encontrar esta especie en España y Portugal. En algunas islas del Caribe como Cuba, o en el norte de África, también existen algunas poblaciones de menor tamaño. Es un animal principalmente subterráneo, siendo extraño que se vea algún ejemplar en la superficie terrestre. Lo normal es que habite en matorrales de encina, pinares o enebros, así como en bosques donde predomina este tipo de vegetación y zonas cálidas pero con algo de humedad. Los principales alimentos de su dieta son los siguientes:

  • Larvas de insectos.
  • Escarabajos.
  • Arañas.
  • Cochinillas.
  • Hormigas.
  • Lagartijas (de forma excepcional).

Es una especie que está activa todo el año, realizando sus actividades principales tras los periodos de mucha lluvia.

¿Cuál es su nivel de peligro de extinción?

La culebrilla ciega es considerada una especie que se encuentra dentro de la categoría de preocupación menor según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) que la añadió en la Lista Roja hace unos años. A pesar de que en la actualidad la población de culebras ciegas se presenta como estable, se ha notado que en los últimos 10 años el número de ejemplares ha disminuido bastante, aunque no se sabe con exactitud cuántas culebras existen en la actualidad en la tierra debido a su comportamiento subterráneo. Según la fuente se determinan distintos estados para este reptil:

  • Atlas de España: se considera a la culebra ciega como una especie en posible peligro de extinción.
  • Libro Rojo de los Anfibios y Reptiles de España: esta especie se ha incluido dentro de aquellas catalogadas como de preocupación menor.
  • Autoridades portuguesas: incluyen a la culebra ciega dentro de la categoría de especies en peligro de extinción en las regiones lusas.

Se estima que alrededor del 20% o 30% de la población de culebras ciegas en la Península Ibérica ha desaparecido. Teniendo en cuenta que este porcentaje es algo mayor en las regiones caribeñas y africanas, donde el número de ejemplares no eran tan abundante. Son muchos los factores que influyen en la pérdida del número de culebras ciegas, como es el caso de la destrucción de su hábitat o incluso la presencia mayoritaria de algunos depredadores.

culebra-ciega-2

¿Cuáles son las amenazas de la culebra ciega?

A pesar de ser una especie que no preocupa demasiado, el peligro de extinción de la culebra ciega es cada vez mayor, puesto que existen varias amenazas que se están dando con más frecuencia en los últimos años. Dichas causas no afectan de forma directa a la propia especie, pero sí lo hacen en relación a su nivel de supervivencia en la superficie terrestre de aquí al futuro. De entre las amenazas que pueden describirse las principales son:

  • Acción del ser humano.
  • Contaminación de la superficie terrestre.
  • Pérdida de su hábitat.
  • Presencia de depredadores.

No es la única especie de los reptiles amenazados. También lo están el lagarto gigante del hierro, la culebra ciega, la tortuga lora y el gavial de ganges. Si quieres, puedes aprender sobre la tortuga lora en https://extincion.online/tortuga-lora/ o conocer todo sobre el gavial de ganges en esta página.

Acción del ser humano

Como ocurre con la mayoría de reptiles, la culebra ciega es un animal que se expone al peligro de enfrentarse con un ser humano. Habitualmente las personas tienen cierto recelo a toparse con uno de estos ejemplares, principalmente porque creen que son animales peligrosos llegando incluso a ser venenosos. En el caso de la culebra ciega estas afirmaciones son inciertas, pero a pesar de ello muchos son los humanos que deciden acabar con este reptil si se encuentran ante uno, normalmente por ignorancia de sus características.

Contaminación de la superficie terrestre

En muchos lugares considerados como idóneos para el desarrollo del hábitat de la culebra ciega, el ser humano ha vertido diferentes sustancias químicas en el suelo para mejorar sus cultivos u otras prácticas agrícolas. Los pesticidas o los fertilizantes son productos que se utilizan comúnmente contaminando la superficie en la que habitan las culebras y favoreciendo a la extinción de las mismas debido a que estos animales no son capaces de vivir en suelos contaminados y no se adaptan a ellos.

Pérdida de su hábitat

El hábitat de las culebras ciegas se está perdiendo por la acción del ser humano en el subsuelo, puesto que cada vez con más frecuencia construye galerías subterráneas u otro tipo de edificaciones. Así, el entorno natural de esta especie se pierde o se degrada, dejando unas condiciones no aptas para que pueda vivir en estas zonas que han sido urbanizadas.

Presencia de depredadores

Animales como los jabalíes, otros reptiles o ciertas aves se consideran depredadores de la culebra ciega. Estas especies la toman como alimento, por lo que es fácil determinar que en las áreas donde haya un mayor número de ellas la existencia de poblaciones ciegas se encuentre en grave peligro.

¿Cómo se asegura la supervivencia de la culebra ciega?

Debido a su categoría de preocupación menor, no se han puesto en marcha medidas exhaustivas para preservar la supervivencia de esta especie. Sin embargo, sí se ha propuesto analizar y estudiar a fondo las poblaciones que se encuentran en la Península Ibérica e intentar, en la medida de lo posible, proteger las zonas donde habita. Un control de los depredadores naturales de esta especie o evitar que se asienten zonas de cultivo en las áreas habitables para la culebra ciega son algunas de las acciones que han sido aprobadas para asegurar su supervivencia y que la categoría de preocupación menor no se cambie a otra de mayor riesgo como vulnerable o en peligro mayor.

Vídeo sobre la Serpiente Ciega:Fuentes y referencias:

DMCA.com Protection Status

Culebra ciega, el reptil que se confunde con una lombriz
4.5 (90%) 4 votes